Víctimas en la red Estafas, sextorsión y acoso en la red: Aparición en TV3

Estafas dirigidas en Internet, sextorsión y acoso en la red, os contamos de la mano de sus afectados c´omo detectaron el ataque, cómo lo solucionamos y qué consecuencias legales, reputacionales, de coste en reparación de la seguridad y psicológicas en algunos casos.
Aparición en el telenotícias de la Televisión de Cataluña TV3
acoso-en-la-red-onbranding
ciberacoso-onbranding
¿Qué es una sextorsión?
Es una forma de explotación sexual en la cual una persona es chantajeada con una imagen o vídeo de sí misma desnuda o realizando actos sexuales, que generalmente ha sido previamente compartida mediante sexting. La víctima es coaccionada para tener relaciones sexuales con alguien, entregar más imágenes eróticas o pornográficas, dinero o alguna otra contrapartida, bajo la amenaza de difundir las imágenes originales si no accede a las exigencias del chantajista.
Algunos casos conocidos

España

  • En mayo de 2010 la Policía Vasca detuvo a un joven de 24 años acusado de chantajear a una mujer que había conocido en un chat, amenazándola con difundir imágenes de ella desnuda que había logrado conseguir, accediendo a su webcam.3

Estados Unidos

  • Jonathan Vance de Auburn, Alabama fue condenado a 18 años de prisión en abril de 2010 tras haber enviado mensajes amenazantes en Facebook y MySpace para obtener fotografías de desnudos de más de 50 mujeres de tres Estados.1
  • Anthony Stancl de Wisconsin, de 18 años, fue condenado a 15 años de prisión en febrero de 2010 tras haber fingido ser una chica en Facebook para engañar a compañeros de instituto de manera que le enviasen fotos de ellos desnudos por medio de sus teléfonos móviles, las cuales posteriormente él usaba para exigirles tener sexo con él.1
  • Luis Mijangos de California, de 31 años, fue detenido en junio de 2010 acusado de extorsión por haber amenazado con difundir fotos de desnudos que había encontrado en ordenadores a los cuales había accedido ilegalmente. Solicitaba a las propietarias que posasen en vídeos sexuales más explícitos. 44 de sus víctimas tenían menos de 18 años.1 4