Nueva política de privacidad de Facebook: 2015

 

Los cambios en la privacidad de Facebook (plataforma tecnológica y social por antonomasia) han revolucionado algunos de los muros de Facebook porque una vez más ha cambiado. No es un cambio cualquiera, ni para la plataforma ni para sus usuarios, ni para las diferentes agencias de inteligencias de los diferentes estados.

El análisis que hacemos desde onbranding está basado en criterios de privacidad, de seguridad y privada y pública, por tanto no nos paramos a analizar el criterio más comercial.

Es un hecho que muchos usuarios de Facebook están cambiando sus hábitos de conexión, de relación y de visibilidad dentro de la plataforma, algunos incluso pasando por la baja de la misma plataforma.

Los usuarios han visto un incremento del control que se ejerce de la información que por parte de la plataforma y sus agentes aliados (NSA, agencias de seguridad y de inteligencia, así como cuerpos policiales nacionales e internacionales…) y lo que se hace con esa información. Por ejemplo, en España casos como los de La Operación Araña o Araña 2 de la Guardia Civil, han puesto en jaque a algunos grupos organizados o individuos que han sido monitorizados por las redes.

Este es uno de los motivos por los cuales la identidad de algunas personas está siendo anonimizada y además también no solo su nombre sino la actividad que desde diferentes seudónimos se subía. En nuestra infografía indicamos en forma de batería (poso de la confianza que los usuarios de Facebook ponen en las condiciones de privacidad de la red). Vemos el cambio de 2008 al 2015.

Este año y el anterior es completamente revelador, baja el número de nombres reales y la información que se vuelca en perfiles incluso con seudónimos. Hemos pasado de la máxima confianza y gran tranquilidad a l miedo al control y la hiperlocalización que los 3 agentes pueden hacer sobre nosotros (plataforma propiamente, agencias de inteligencia y cuerpos policiales), mucho más que el miedo a que las empresas puedan conocer nuestros gustos y hábitos que al final nos iba a servir para que ofrecieran mejores y más adecuados productos o servicios.

Una reflexión sobre por qué no tenemos tanto derecho a indignarnos

Vamos a dejar de pensar de forma infantil, hay que darse concienciarse que es una empresa privada participada de muchas otras empresas privadas y que por tanto no es una ONG ni un servicio público, estamos hartos de explicar que cuando un producto no tiene precio, el producto eres tú.

Facebook y el resto de plataformas sociales en las que el usuario forma parte de su base de datos funcionan como un club privado, ellos marcan las reglas y no es obligatorio pertenecer a ninguna de estas plataformas por tanto si las políticas no nos convencen también podemos dejar de formar parte de su base, pero eso sí, si os las habéis leído sabréis que ya formáis parte y por tanto, hasta donde has publicado, es propiedad de Facebook. Os aconsejamos que os leáis sus políticas antes de seguir estando en la red de Facebook.

El miércoles salía publicada una extensión de chrome para que los usuarios que no son amigos de un perfil en Facebook pudieran ver y descargar imágenes privadas de usuarios de Facebook, la app se llama Picturemate; hicimos varias pruebas y aunque no funcione al 100% efectivamente lanza imágenes no visibles. Es culpa de la Api de Facebook? Bien, si no tuviera un fallo de seguridad esto no le pasaba. Pero el problema real es del usuario, por tanto, si no quieres que algo se vean, no lo publiques no, más bien, no lo digitalices, porque brechas de seguridad siempre hay y siempre habrá.

Respecto la nueva política de privacidad de Facebook.

En esta ocasión se introducen nuevas condiciones de geolocalización y pagos, dando información sobre bancos, tarjetas y compras). Desde el 2013, agosto, no se actualizaban dichos términos ni principios. Los principales cambios son en la forma en la que se expresan dichos términos y condiciones, actualmente son más sencillos de entender, vamos que democratizan el derecho tecnológico y lo ponen al alcance de todos.

“Cuando tenemos información de localización, la utilizamos para personalizar nuestros servicios a tu medida, como ayudarte, cuando estás en un lugar determinado, a encontrar eventos y ofertas en tu área o indicar a tus amigos que estás cerca de ellos”

Si se usan los servicios de Facebook para compras o transacciones, la compañía fundada por Mark Zuckerberg puede recopilar información tal como el número u otros datos contenidos en la tarjeta de crédito y otros datos de la cuenta, así como detalles de facturación, envío o datos de contacto.

La red social está probando un botón de compra que permite adquirir objetos o servicios sin necesidad de salir de Facebook.

Los cambios que más interesan

  • Con quién se comparten las publicaciones
  • Cómo quitar una mención de una fotografía
  • Cómo bloquear o eliminar a un contacto de la lista de amigos