onBRANDING

Reputacion por públicos no por medios

26/11/2011
|

Hace unos meses que sufrimos una especie de locura histérica por la llamada “reputación online”, desde mi punto de vista la mal llamada reputación online. Una marca, persona, empresa, producto… puede tener una determinada “fama”, conocimiento, reconocimiento, pero no es lo mismo que su reputación.

Este término ha sido igual de mal entendido que en su momento las “relaciones públicas”,  se banalizó tanto el término que cualquiera era experto profesional en la materia, tuviera o no estudios, hubiera o no dedicado su vida profesional a ello. Afortunadamente en este país tenemos a grandes expertos en gestión de reputación, independientemente de si su foco es Internet o no, porque reputación hay una y no se divide en medios sino en los públicos de cada objeto de estudio.

Escuchamos en muchas conferencias, leemos en blogs y no paramos de twittear sobre reputación online, desde hace meses vemos que es la nueva moda, una profesión que parece la evolución de los community managers, como si acabase de llegar a este sector la gestión de reputación.

Hay agencias de comunicación, consultoras e instituciones que llevan más de 40 años dedicados a este importante “subject”.

Es cierto que ahora hay nuevas formas de conocer qué percepciones generamos entre nuestros públicos, por ejemplo la monitorización mediante herramientas y un equipo de analistas pero lo más importante no es solo qué dicen sobre nosotros o sobre las empresas para las que trabajamos. La clave está en qué valores queremos transmitir a nuestros públicos, cuáles realmente perciben, si hay diferencia o no, qué produce esa distancia entre lo que creen y lo que es y sobre todo qué haremos para que esa distancia sea lo mínima posible.

Por tanto, no tiene sentido nombrarlo gestión de la reputación online, sino gestión de la reputación, obviamente sí necesitaremos equipos interdisciplinares que puedan trabajar de la mano cada uno de ellos con los recursos adecuados para poder gestionar de forma óptima la reputación pero entendida como una materia transversal. Gestionar la reputación de una empresa no es solo monitorizar, ni conocer qué presencia existe voluntaria o involuntaria en Internet sobre ella, ni generar contenido sobre la empresa, ni hacer SEO para posicionar o desposicionar información relativa a la empresa y a sus profesionales. Para ser más concretos afirmaría que necesitamos conocer qué percepciones se generan entre sus diferentes públicos o grupos de interés, pero desde luego no lo dividiría entre su reputación online y su reputación offline, porque es quedarse en la superfície.

 

Tras la presentación en AERCOMPARTE fuimos Trendtopic de España
.

Gracias por compartir

Identidad digital

Métodos de análisis y
valoración de pédida
de imagen en la red