La suplantación de identidad digital tiene lugar cuando un usuario se hace pasar por otro ante un tercero. La finalidad suele ser de carácter ilegal, o con la intención de causar perjuicio, o fraude. Es cada vez una actividad más común en internet, especialmente en redes sociales. 

Podemos categorizar los delitos de suplantación en tres grandes grupos:

  • Suplantación de identidad que deriva en deudas y problemas económicos.
  • Suplantación de identidad que deriva en problemas personales.
  • Suplantación de identidad que deriva en robo de datos y accesos ilícitos.

Algunos casos habituales que nos podemos encontrar, y que derivan en problemas económicos, son los siguientes:

  • Utilización de datos de otro usuario para contratar un servicios (telefonía, suministros etc.).
  • Solicitud de créditos, préstamos bancarios, u obtención de financiación.

En estos casos, el impostor ha estado varios meses disfrutando los servicios sin hacer frente a los pagos. Las compañías tardan un tiempo en reclamar, lo que permite a éstos contar con un margen suficiente. Es en ese momento cuando la víctima es consciente de que algún usuario ha utilizado su nombre, sus datos y sus documentos para contratar servicios o comprar productos.

Puede que la víctima no sea consciente hasta que intente contratar una línea de teléfono, o hacer alguna gestión con su banco.

 

La suplantación de identidad en la red es cada vez más frecuente, y otra de sus finalidades es la de perjudicar a la víctima en su vida laboral, familiar o personal, haciéndose pasar por ella para dañar su honor e imagen.

Podemos encontrar los siguientes supuestos:

  • Creación de perfiles falsos en redes sociales o aplicaciones de mensajería utilizando los datos y fotografías de otra persona. La finalidad es contactar con sus amigos y familiares para enviar mensajes inapropiados, revelar información privada, o difundir rumores.
    Este robo de identidad en redes sociales consigue, además, que los usuarios compartan información con el ciberdelincuente, que solo compartirían con la persona a la que está robando la identidad.
  • Utilización de datos de contacto y fotografías de un usuario en páginas de contactos, webs y aplicaciones de citas, o webs de contenido sexual, con la intención de que la víctima comience a recibir llamadas y mensajes, así como dañar el honor de ésta.
    Este tipo de robo de identidad perjudica gravemente su reputación online personal, su identidad digital, y puede derivar en graves problemas personales.
  • Robo de identidad a través de la creación de un perfil falso en redes sociales o aplicaciones de citas con fotografías de la víctima, para conseguir seguidores o citas online. Normalmente el delincuente no suele conocer a la víctima, y la intención no implica una estafa online para la víctima, pero sí puede suponerlo para los usuarios que interactúan con el perfil falso. 

 

Otra técnica muy habitual para la suplantación de identidad es el Phishing. La motivación para seleccionar víctima se centra únicamente en que ésta ha sido escogida por ser un blanco fácil, no por un motivo personal. 

Los ciberdelincuentes utilizan “trampas” con la intención de robar los datos bancarios, usuarios y contraseñas etc.

Suele efectuarse a través de correos electrónicos (a través de un link), o de sitios webs que imitan a páginas legítimas (como un banco). Accediendo a estas plataformas, el usuario deja sus datos de acceso, provocando así una posterior ciberestafa (como por ejemplo, transferencias bancarias a cuentas que pertenecen a los estafadores). Las víctimas de estos delitos pueden ser personas físicas y empresas. 

En onBranding trabajamos para proteger la identidad digital y la reputación online, mantenemos activa la monitorización y protegemos los dispositivos y sistemas para evitar que terceras personas puedan aprovecharse de brechas de seguridad.

Si has tenido problemas con accesos ilegítimos a tus cuentas personales, si has detectado la utilización de tu imagen por parte de terceros, o si sospechas que puedan estar perjudicando a tu reputación, contacta con nosotros.

Somos expertos en Ciberinvestigación, Identidad digital, Reputación Online, Privacidad y Ciberseguridad, identidad digital, protección identidad digital corporativa y personal, protección de la identidad de testigos protegidos y en posicionamiento SEO.