Ciberseguridad y Teletrabajo

By 22 abril, 2020 Ciberseguridad

Una de las consecuencias de la crisis del Coronavirus es la improvisación y adaptación de los ecosistemas informáticos de las empresas, y de sus sistemas de gestión al Teletrabajo. La necesidad de cerrar los centros físicos de trabajo, como oficinas o coworkings, ha precipitado esta modalidad productiva, con todos los riesgos que esto supone en cuanto a seguridad informática.

Riesgo de sufrir un acceso ilícito a nuestros sistemas informáticos.

La Ciberseguridad es una tarea pendiente en muchas empresas, especialmente en el caso de Pymes y autónomos. Los Hackers o Ciberdelincuentes saben que la coyuntura económica y sanitaria es una puerta abierta a numerosos dispositivos y sistemas informáticos que contienen importantes cantidades de información y que en estos momentos no están custodiando de forma apropiada. 

Es más, en estos momentos la información de las empresas está siendo tratada por trabajadores que utilizan sus propios dispositivos y redes de conexión a internet.

La debilidad en cuanto a seguridad de estos sistemas con la llamada a la acción perfecta para los ciberdelincuentes.

Riesgo de sufrir Phishing.

El Phishing a través de correos electrónicos o SMS ha aumentado en el último mes considerablemente. La apertura de enlaces maliciosos enviados desde cuentas fraudulentas pueden desencadenar numerosos ataques y robos de información.

Mensajes que llegan, supuestamente, desde Correos, desde la DGT, desde el Ministerio de Trabajo, con enlaces o solicitudes de información o pagos son solo algunos ejemplos de los casos más recientes de ciberataques a través de este método.

Riesgo de sufrir robo o secuestro de información.

Por un lado, podemos sufrir Ransomware, es decir, un acceso ilícito a datos o archivos para ser posteriormente cifrados y secuestrados. Lo más habitual es pedir un rescate a cambio de su liberación.

Por otro lado, pueden llegar a confundirnos a través de, por ejemplo, un email “interno” de la organización solicitando datos, claves de acceso, o facilitando una URL que JAMÁS debemos abrir. Debemos dudar de la veracidad de estos mensajes y contactar con el “emisor”. 

Algunas consecuencias de sufrir un ciberataque:

  • Robo y/o filtración de contraseñas, documentación, datos personales o corporativos, imágenes y vídeos privados.
  • Acceso ilícito a redes sociales, cuentas de email, o cuentas bancarias.
  • Suplantación de identidad.
  • Crisis de reputación.
  • Problemas legales.
  • Robo conómico.
  • Estafa.
  • Revelación de secretos.
  • Acoso online.

La prevención frente a un posible ciberataque es la mejor herramienta:

  1. Actualiza el Software en todas tus dispositivos. Mantén tus equipos actualizados.
  2. Utiliza una contraseña diferente para cada servicio o plataforma que utilices.
  3. Cierra la sesión en tus dispositivos al terminar de utilizarlos.
  4. Utiliza una red segura VPN.
  5. Si estás utilizando tu propia red de conexión WIFI, utiliza un cifrado WLAN fuerte.
  6. Protege tu actividad bancaria utilizando un dispositivo únicamente para las aplicaciones de banca.
  7. No piques ante posibles mensajes fraudulentos que recibas a través de SMS o mail. 
  8. No publiques información o contenido que debería ser privado. Cuida la privacidad de tu familia y protege la imagen de tu empresa. Acciones irresponsables en redes sociales puede traer consecuencias.

Si has sufrido algún ataque a la seguridad de tus dispositivos o contraseñas, o conoces a alguien con problemas, contacta con nosotros. 

En onBRANDING somos expertos en Ciberinvestigación, Identidad digital, Reputación Online, Privacidad y Ciberseguridad, identidad digital, protección identidad digital corporativa y personal, protección de la identidad de testigos protegidos.